Anuncios
Últimas entradas

Jack ataca de nuevo

Aquí donde me veis, me cuenta el señor WordPress que llevo con El dado de Jack desde febrero de 2008, lo que en un principio querría decir que este blog tiene casi diez años de vida, pero la cosa no es tan sencilla. Podemos decir que desde febrero de 2008 hasta hoy siempre ha existido un blog llamado El dado de Jack, pero no siempre ha sido éste.

Lo que había por aquel entonces era un blog en el que hablaba de suplementos de juegos de rol y de Magic, y que prácticamente no usaba porque estaba más enfrascado en mi blog de microcuentos, Gruñidos de un balrog, en el que así a lo tonto llevo cinco años sin escribir nada y que está casi mejor así, tranquilito y tan a gusto. Esa fue la primera vida de El dado de Jack: un catálogo de lo que me iba comprando y probando, sin pretender siquiera ser leído, pero que me resultaba más cómodo que un archivo de Excel.

A finales de 2011 El dado de Jack cambió de rumbo. Seguía siendo un blog personal sin ninguna aspiración, que actualizaba de higos a brevas y en el que sólo hablaba de mis juegos favoritos (la segunda reseña de esa época es Sombras sobre Londres, que sigue estando en lo más alto de mi top personal). De hecho, poco después empecé a participar de manera más o menos activa en el foro donde se organizaban las quedadas de los martes en Generación-X Puebla y decidí que añadir a una comunidad era más beneficioso que un blog personal. Ya venía un poquito cansado de egos del mundillo seudoliterario y la toxicidad de su entorno, y me pareció buena idea. Luego mejoré.

La tercera etapa tiene fecha: 21 de marzo de 2013. Tras una polémica que no viene al caso, decidí que mi contenido estaba más a salvo en un soporte manejado por mí que en otro en el que el acceso al botón rojo lo tenía otra persona. Lo que en un principio fue simplemente irme de un sitio en el que no era bienvenido parece que hizo su gracia, y El dado de Jack empezó, pasito a pasito, a convertirse en un niño blog de verdad. En esa época empezó el Be-Top-100 anual, la mayoría de los Be-Top-10 e incuso los inicios del infame Videoblog de Jack.

Otro momento clave, quizá el más importante, tuvo lugar en las LES de 2014, y no sólo por el hecho de haber perdido unos cuantos kilos a base de sudar ese fin de semana. Fue allí donde el señor H, emperador del Mal en Generación-X Carranza y youtuber de pro, decidió confiar en mí y apoyar este proyecto. Gracias a él el ritmo de publicación y el número de novedades que reseñaba en El dado de Jack aumentaron espectacularmente, que con mi sueldo de profesor de academia difícilmente podría comprar todo lo que sale para reseñarlo. Y me permitiréis el ataque de ego, pero creo que en estos años la relevancia de lo que escribo por aquí ha ido adquiriendo bastante peso (y yo también, que no hay más que verme). Dentro de todo lo relevante que puede ser un friki que escribe sobre cartoncitos y muñecotes de plástico, claro.

Me lo he pasado genial todo este tiempo echándole el ojo a todas las novedades, viendo crecer el mercado nacional, emocionándome a tope cuando salía un pelotazo y martilleando lo que debía ser martilleado, pero toda cara tiene su cruz, y ahora me toca reconocer que la parte negativa está empezando a pesar más que la positiva, antes de que sea tarde.

Lo principal que he aprendido en este tiempo es que, con algunas honrosas excepciones, autores, editores, creadores de contenido y aficionados españoles carecemos del más mínimo atisbo de autocrítica. Se dice mucho en redes sociales y conversaciones de bar que es una vergüenza que blogs, podcasts y canales de Youtube se estén convirtiendo cada vez más en escaparates publicitarios y que hace falta más objetividad, pero es que es lo más comprensible del mundo. Publica una opinión que se salga del cauce establecido, y ya te conviertes en un apestado. Tienes que perdonar que un juego se publique con unos componentes de pena porque la imprenta está en tu barrio, hay que ignorar agujeros en reglas porque el autor se va de cañas con un señor que te va a llamar de todo en su próximo podcast, y ojito con decir que este juego es normalillo en lugar de buenísimo que si no el editor te bloquea en Twitter. Y ya cansa hacer el trabajo sucio, recibir alabanzas por privado del que calla en público cuando te insultan y tener que llevar la cuenta de a quiénes se puede criticar porque son malvados y los pedos de quiénes huelen a rosas por decreto.

Pero no es todo una pataleta porque los chicos guays no me invitan a jugar en su patio, que al fin y al cabo soy una persona bastante poco social y ya tengo todos los amigos que quiero. También hay un cierto hartazgo y una incapacidad de abarcar todo lo que pretendía abarcar sin perderme cosas valiosas. Agradeciendo mucho la negativa de algunas editoriales a que me acerque a sus productos (que nos viene muy bien a ambos: ellos no tienen nadie que diga “este juego es una mierda”, y yo no tengo por qué jugar a sus mierdas de juegos), el ritmo de novedades es infernal, y muchas veces se ven cosas que se publican simplemente porque hay que publicar algo esta semana para no desaparecer de las estanterías de las tiendas en la rotación. Y me encuentro en casa con ganas de echar una partida en mi tiempo libre y mirando la pila de juegos pendientes, y hay un límite al número de veces que estoy dispuesto a no jugar a Blood Rage porque hay que probar la última novedad insulsa para reseñarla, más aún cuando sabes que el siguiente paso es escribir varios cientos de palabras acerca de esa última novedad insulsa para buscar el enésimo modo de decir que ni chicha ni limoná. Habréis notado que desde verano el ritmo de publicación ha descendido muchísimo, y en gran parte es por eso, porque me sentaba a escribir una reseña tibia de un juego que iba a ser olvidado en dos meses y mis dedos se negaban.

Así que voy a hacerme un favor a mí mismo y, antes de odiar algo que se supone que hago por placer, voy a echar el freno. Toca empezar la quinta etapa de El dado de Jack con menos contenido en grasa y conservantes y más vitaminas:

  • Desaparece la sección de El paredón. Si ni a mí me convencía del todo, ni a vosotros (al menos por lo que dicen las estadísticas de WordPress) os gustaba, y los editores de los juegos que salían en él se me enfurruscaban, no tiene sentido seguir con ella. Si un juego no da para reseña, pues no da y punto.
  • Limito la cantidad de reseñas a dos a la semana, en martes y jueves, y sin tener que hablar necesariamente de novedades. Sólo hablaré de juegos que me hayan gustado especialmente, que crea que tienen un interés especial o que me sirvan de excusa para tratar un tema del que me apetezca hablar. Intentaré, eso sí, que sean juegos fáciles de conseguir y en ningún caso voy a hablar de un producto que aún no esté en tiendas. Dejad de mandarme peticiones para que hable de vuestro proyecto que sale la semana que viene en Verkami porque ni siquiera las voy a contestar.
  • Los sábados toca “otra cosa”. Ya sea un Be-Top-10, un artículo de opinión, una compilación de fotos de gatitos sentados en cajas de Catán o un tema ajeno a los juegos de mesa, el caso es desengrasarme y hacer algo distinto, como cuando vas al bar de siempre y pides bravas en lugar de croquetas.
  • El canal de Youtube va por libre. Publicaré lo que me apetezca y cuando me apetezca, sin secciones concretas ni periodicidad. A lo mejor ni siquiera vuelvo a usarlo, a saber. Ya hay gente haciendo vídeos muy chulos y yo no soy ni Alex, ni Sergio ni Chema, ni tengo ningún interés en “competir” con ellos.
  • Yo me importo a mí mismo más que el blog. Si un día estoy cansado, tengo algún jaleo o simplemente no me apetece, pues no hay entrada y no pasa nada. El día en el que dependa de Patreon para comer a lo mejor me lo planteo de manera distinta, pero mientras siga pagando por mantener el blog y no a la inversa no voy a dejar que sea mi jefe.

Ea, tan a gustito que me he quedado. Nos leemos el martes.

Anuncios

12 Comentarios en Jack ataca de nuevo

  1. Abracito de un lector acérrimo.
    Me encanta tu estilo y cómo escribes. Sigue escribiendo, como tu veas y quieras. A veces hay que pausar para no parar.
    Ojalá nos conozcamos en persona y tomemos una cervecilla 😀

    Me gusta

  2. Pues muy bien que haces. Ánimo con la nueva etapa del blog.
    Y a mí sí que me gustaba el paredón.
    Saludos,
    Moisés.

    Me gusta

  3. Hey, según leía tu entrada me estaba yo empezando a preocupar: tus palabras hacían temer lo peor. Pero… ¿dos reseñas a la semana, los martes y los jueves, más “otra cosa” los sábados?
    Pero, ¡si hemos salido ganando! Ojalá que esta nueva etapa dure tanto como todas las anteriores. Que somos muchos los incondicionales de tu blog: es que es muy divertido… Vamos, que te queremos. Saludos

    Me gusta

  4. Dale, Betote. 2 reseñas por semana que tengan interés para tí, será mucho más valioso para todos. Igualmente, es un ritmo de publicación alto. Si no lo puedes mantener, no te ofusques. Si nos aguantamos meses esperando un videotocho de Chema, no nos vamos a esperar unas semanitas a que saques una entrada?
    Que sepas que me voy a meter el Sombras sobre Londres entre pecho y espalda cuando lo vuelvan a sacar por tu culpa! Yo no tengo el dinero por castigo, y me miro y me remiro qué comprar antes de gastar. Tu opinión me ha dado el empujón para decidirme a aparcar ansia por Terraformar Marte, acabar con Cthulus o revivir la trilogía original de Star Wars hasta más adelante. Primero, Jack.
    Sólo añadir, aunque ya esté decidido: sigue con el blog, que se te da bien, cony!

    Me gusta

  5. Ánimo machote. Un ritmo de 3 entradas por semana es muy por encima de la media. Por curiosidad, ¿cual era la media antes del parón reflexivo?

    Me gusta

  6. Giovanna Iregui Torres // septiembre 17, 2017 en 10:28 am // Responder

    Se agradece tanta honestidad.Realmente es eso, la honestidad, lo que más me atrajo de este blog.

    Sus valoraciones siempre, siempre serán tenidas en cuenta por nosotros.

    Ánimo y muchísimas gracias.

    Me gusta

  7. Buenas noches:
    Creo, que es lo más coherente que he leído en mucho tiempo sobre reseñas de juegos de mesa.

    Entiendo que juegas por placer y no por obligación (no te conozco), creo y es mi humilde opinión, que no deberías matar ese placer por sacar reseñas o decir lo que no te apetece decir.

    Se tu mismo, y expón tu opinión, si a alguien le molesta creo que no debe ser tu problema. Por último creo que deberías ser siempre subjetivo ya que los que te leemos queremos saber tu opinión sincera no, lo que quiere escuchar el amigo, de un amigo del parque.

    Suerte con el nuevo rumbo.

    Un saludo.

    Me gusta

  8. Gracias por el apoyo, gentecilla. Los betotiers sois lo más 🙂

    Me gusta

  9. Chapeau!!!

    Me gusta

  10. Entiendo perfectamente lo que dices y lo apoyo, pero voy a echar de menos las reseñas negativas. Soy de los que piensa que la reseñas negativas son imprescindibles, alguna de las tuyas me ha salvado de alguna compra que, según pude comprobar a posteriori, hubiera sido lamentable. Gracias por todo.

    Me gusta

  11. Bueno, que susto, creía que ibas a cerrar el blog. Me parece muy bien y muy sano que reseñes los juegos que te apetecen y no necesariamente las últimas novedades. Incluso me gustaba esa revisión de reseñas anteriores, para ver como habían aguantado el paso del tiempo. También molarían artículos más temáticas, no necesariamente una reseña sobre un juego, pero análisis sobre una mecánica o estrategias para un juego en concreto.

    Gracias por tu blog.

    Me gusta

  12. Pues eres mi blog de referencia en juegos de mesa. Por lo menos das opiniones en vez de resumir el reglamento y componentes como hacen otros blogs.
    Todo mi apoyo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: