Anuncios
Últimas entradas

Exploding Kittens: I can has cheeseburger?

Matthew Inman, Elan Lee y Shane Small, 2015
2-5 jugadores, 15 minutos

219.382 pavos han pagado 8.782.571$ para que esto viera la luz.

219.382 pavos han pagado 8.782.571$ para que esto viera la luz.

Era inevitable. Si uno pretende hablar sobre juegos de mesa y no se calla, tarde o temprano llegará al insondable misterio de la campaña de Kickstarter de Exploding Kittens. ¿Algo basado en dibujos graciosos de gatitos teniendo éxito en internet? ¡Inconcebible!, estaréis pensando, pero así ha sido. Y aquí estoy yo para contaros si vale la pena subirse al carro ganador y hacer como otras 220.000 personas (para que os hagáis una idea, un juego que vende 2.000 ejemplares en España es considerado un pelotazo), o si es mejor dejarse la barba larga y quedarse tranquilo pensando que, si le gusta a mucha gente, seguro que es malo.

¿Y cómo surgió todo esto? Pues se ve que un día estaba Matthew Inman, también conocido como “el notas de The Oatmeal“, garabateando gatitos y dijo: “pues voy a hacer un juego con esto, hale”. Y venga Kickstarter. Y venga a llover dinero. Y Matthew que llama a dos colegas y dice “chicos, que estoy vendiendo un juego como rosquillas y tengo que hacerlo”, y los dos colegas que le ayudan un poco con los quereseres y aquí tenemos el asunto. El resumen es que lo que se estaba vendiendo realmente era una baraja con dibujitos del autor de uno de los sitios web más exitosos que andan por ahí, y no era ninguna sorpresa que algo así lo fuera a petar, y que esa baraja sirviera para jugar era, para la inmensa mayoría de sus compradores, algo accesorio

Pero éste no es uno de los sitios web más exitosos que andan por ahí (sí, ya, a mí también me sorprende), y si estáis aquí es porque sí os interesa el valor de Exploding Kittens como juego, con lo que no queda más remedio que hablar de ello. Lo primero es lo primero, eso sí: hay que tener en cuenta que Exploding Kittens no está pensado para sustituir a Twilight Strugglesino para que el veinteañero occidental de clase media estándar lo saque mientras se está tomando unas birras con los colegas y se rían un rato mientras miran los dibujitos, y como tal lo tenemos que juzgar.

Esta foto te puede haber ahorrado unos 20 euros. De nada.

Esta foto te puede haber ahorrado unos 20 euros. De nada.

Y, con ese objetivo en mente, la verdad es que Exploding Kittens es bastante efectivo: el mecanismo básico es el de una versión de cartas de la ruleta rusa: en la baraja hay un número determinado de gatitos explosivos. Si robas uno, estás eliminado a no ser que juegues una carta de desactivar, en cuyo caso coges la carta de gatito y la pones otra vez en el mazo. Si robas cualquier otra cosa, te la quedas en la mano y pasas el turno, así hasta que sólo quede un jugador en pie que será el ganador. Como os comentaba antes, no es precisamente el juego más sofisticado de la historia. Por añadirle un poquito más de miga (y como excusa para poner más dibujos de gatitos), algunas de esas cartas te permiten hacer el típico saltar un turno o hacer a otro jugador robar cartas, y si consigues conjuntos de varias cartas iguales puedes canjearlos para robarle cartas chulas a los oponentes. Todo esto no os creáis que le da tampoco mucha profundidad, pero sí un punto de confrontación que les viene muy bien a los juegos que siguen la estela del UNO!.

Pues eso, que no os esperéis gran cosa. Exploding Kittens es simplemente eso, una chorrez para pasar el rato que, eso sí, gracias a que los gatitos vuelven al mazo si no explotan y que la baraja no es demasiado grande, se va a acabar antes de que se os pase la euforia inicial, evitando esas eternas partidas a según que juegos que deberían durar diez minutos y se estiran hasta la hora o más allá. Si buscas un juego de este estilo (rápido, sencillo y fácil de explicar), quizá seguiría recomendándote hacerte con Virus! o Capitán Flint pero, si además te gustan los dibujos de gatitos o eres fan de The Oatmeal, entonces sí que te puede compensar comprarlo, aunque sea por tener un pedacito de historia de internet en casa.

Te gustará si: quieres mirar dibujos graciosos un rato y no pensar mucho.

Lo odiarás si: esperabas que esto fuera un juego.

 

 

 

Anuncios

2 Comentarios en Exploding Kittens: I can has cheeseburger?

  1. Para mí el juego está bien para 5 minutos de reírse y joder a los otros. Mi principal problema es con el precio. Esto no debió costar más de 10 dólares, y lo venden como a 40, y eso es un abuso.

    Me gusta

  2. Bueno por lo que se ve se avecina 4chan the”game”..XD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: