Anuncios
Últimas entradas

Reseña: Sherlock Holmes: Detective asesor

Sherlock Holmes Consulting Detective - Raymond Edwards, Suzanne Goldberg y Gary Grady, 1981 - Chessex (EDGE Entertainment)

Elemental, querido friki.

Elemental, querido friki.

Las modas van en ciclos: algo empieza a ponerse de moda, poco a poco va siendo adoptado por el público general y, al final, acaba hastiando. Pasó con los vampiros, pasó con los zombis y está a punto de pasar con Sherlock Holmes. Gran parte de la culpa la tiene el hecho de que el personaje haya pasado al dominio público recientemente, lo que quiere decir que se pueden hacer series, películas y sí, juegos sobre el personaje sin necesidad de pagar derechos. Que Benedict Cumberbatch sea el puto amo también ha ayudado.

Sherlock Holmes: Detective Asesor es un juego viejuno, de cuando Donkey Kong nos presentó a un fontanero italiano bajito y con bigote, otro señor bajito y con bigote gritó, un día como hoy, un se sienten, coño un tanto rancio y un arqueólogo con látigo y sombrero corría perseguido por una roca rodante. La edición que vemos estos días en las tiendas es un tanto más reciente, basada en la última reedición por parte de Ystari Games pero, curiosamente, ha dado la vuelta: de tan viejo que es y lo arcaico de su diseño, parece nuevo.

Porque, debajo del cuquimapa de Londres desplegable, de los periódicos llenos de pistas escondidas (más de una de ellas falsa) y de todo el glamour de juego innovador con componentes narrativos, lo que tenemos es ni más ni menos que un libro de Elige tu propia aventura sobreproducido: te presentan un caso, tú decides dónde ir en busca de pistas, lees el párrafo correspondiente, miras dónde quieres ir ahora y lees el párrafo que toca, así hasta que dices: “ya está, ya lo sé todo”. Pasas a la sección de preguntas, respondes al cuestionario y miras las soluciones. Hay un sistema de puntuación en el que ganas bonos por responder bien a las preguntas clave y a casos secundarios, mientras que los pierdes si te entretienes demasiado.

El desarrollo del juego consigue, como todo buen librojuego, meterte de lleno en el ambiente y el papel que estás interpretando, aunque ten preparados unos cuantos caramelitos de miel y limón si juegas en grupo porque te va a tocar leer en voz alta y mucho. Y si te gustan las historias de detectives y la franquicia de Sherlock Holmes estás de enhorabuena, porque vas a encontrar de todo: a Mycroft en su Club Diógenes, a la señora Hudson, alguna aparición incluso de Moriarty…, todo ello hace de Sherlock Holmes: Detective Asesor el regalo perfecto para un fan del personaje.

Si tienes esto como fondo de pantalla, este juego es para ti.

Si tienes esto como fondo de pantalla, este juego es para ti.

Pero hablemos del elefante en la habitación: ¿merece la pena comprar un juego que, inevitablemente, no va a durar más de diez partidas? Y claro, es que depende de tantas cosas… Mira tu colección de juegos: ¿eres de los que echa partida tras partida a un juego hasta que las cartas se desintegran y el tablero se intuye más que se ve? Entonces un juego que vas a sacar a mesa sólo diez veces no te compensa. Ahora, si eres un fanático del culto a la novedad y tu colección de juegos ya tiene sus tres cifras, diez partidas es más de lo que vas a jugar a muchas cosas, y siempre tienes tus dosis de expansiones y casos escritos por aficionados para una urgencia.

Las mayores pegas que le veo yo a Sherlock Homes: Detective Asesor como juego son dos: en primer lugar, es uno de esos juegos cooperativos que en realidad son solitarios. No hay cosas que hacer para cada jugador, sino que todos deciden a la vez qué lugar visitar en cada momento, lo que muchas veces lleva al temido rol de jugador alfa que toma todas o la mayoría de las decisiones antes que someter cada movimiento a votación; esto se puede solucionar quizá estableciendo turnos y rotando quién decide qué sección leer cada vez.

Mi segunda queja es también fácilmente solucionable, aunque ya arruinó mi primera experiencia, como cuando te cuentan quién es el padre de Luke Skywalker, y es el sistema de puntuación. Cuando me meto a explorar un mundo tan bien cuidado como el de los casos de Sherlock Holmes: Detective Asesor, lo que quiero es eso: explorar. Sin embargo, el éxito o fracaso en un caso depende en su mayor parte de lo mucho que te pierdas: cuanto menos de esa ficción leas, más puntos tendrás. Y eso me irrita: yo quiero hacerle una visita a Mycroft por el puro placer de charlar con él, seguir al embajador por simple curiosidad o ver si el sospechoso cenó ligero la noche anterior al crimen, pero la espada de Damocles de “vas a perder puntos si sigues esta pista, resuelve cuanto antes” está ahí y, si te dejas influir por ella, vas a perderte gran parte de la magia. Ya que no puedo volver al caso más tarde, quiero sacarle el máximo partido a cada uno de ellos y, si eso significa que no voy a llegar ni a los diez puntos, que así sea.

Lo mejor: para aficionados a los librojuegos, las historias de misterio y el mundo de Sherlock Holmes, no hay nada mejor.

Lo peor: el sistema de puntuación y la inmersión temática chocan entre sí, y tendrás que elegir cuál de las dos cosas ignorar.

Compra Sherlock Holmes: Detective Asesor en Generación-X.

 

Anuncios

6 Comentarios en Reseña: Sherlock Holmes: Detective asesor

  1. Completamente de acuerdo en el segundo “pero” del juego. Cuando descubrí que por haber explorado todas las localizaciones tenías menos puntos me llevé un mini chasco. Pero lo ignoré y jugué las aventuras sin tener en cuenta la puntuación, solo viendo si resolvía o no el caso y respondía las preguntas.

    Me gusta

  2. Coincidimos contigo, el sistema de puntuación estropea la experiencia, se disfruta más (e incluso se amortiza más) si comprobamos coartadas, direcciones y pistas de manera exhaustiva. También es verdad que a veces da rabia encontrarse una pista tipo “No estaba en casa” o pistas que que no te aportan nada pero que en tu imaginación tu habrías preguntado otras cosas o habrías conseguido sonsacar más información. En cuanto al número de jugadores, con grupos amplios por nuestra experiencia puede ser un poco caótico porque hay que leer mucho y los que desconectan te fastidian el ambiente. Ideal para dos/tres y modo solitario.

    Me gusta

  3. Discrepo en este caso, a pesar de que sólo he jugado dos partidas (con resultado muy dispar en ambas), creo que el sistema de puntuación es un punto fuerte del juego, ya que es precisamente lo que le distingue de las historias, películas, series… etc. Y lo digo como aficionado a Doyle, Rathbone, Cushing, Cumberbatch y demás.
    En las historias, se nos invita a ponernos en la piel del Dr. Watson, vemos lo mismo que ve Holmes, le acompañamos a casi todos los lugares, oímos las mismas declaraciones de los testigos y, finalmente, nos asombramos en la resolución del caso, al igual que hace el doctor, ante ese detalle que se nos escapó, o ante la forma en que el detective ha conseguido hilar su razonamiento. Nos dejamos llevar por los acontecimientos, no intentamos “competir” con Holmes, no dejamos de leer la historia, ni detenemos el DVD, para reflexionar e intentar deducir qué es lo que va a pasar. En el juego, al contrario, estamos compitiendo contra Holmes, y sin su agudeza para apreciar los detalles, tenemos que leer y releer continuamente los mismos párrafos para intentar ver qué pista nos estamos dejando. En las dos partidas que he jugado puedo decir que casi la mitad del tiempo que duró la partida lo gasté en la lectura inicial y la lectura del lugar del crimen, yendo y viniendo continuamente sobre las mismas líneas. Entiendo que a algunos esto les pueda resultar aburrido, pero creo que es precisamente el punto del juego, ya que no se trata de ser un detective cualquiera, sino de emular a Holmes, y hay que recordar que éste suele resolver los casos a partir de tres o cuatro detalles. Entiendo también que al hacerlo así uno se pierde también todas las otras historias que esconde cada caso, pero claro, estas tienen que ser lo suficientemente profundas para que puedan dirigirnos por caminos
    equivocados, sin eso el juego perdería toda la gracia, ya que nos llevaría desde el principio a la resolución.
    En definitiva, creo que ese punto distinto respecto a las historias hace que este juego de verdad merezca la pena, siempre que no se tenga en mente que uno va a leer la enésima historia de Holmes y Watson.

    Me gusta

  4. Hola, tengo un problema. Tengo la primera parte y la expansión pero he mezclado el libreto de direcciones. Es un problema?? Alguna manera de saber cual es uno y cual el otro?? Gracias.

    Me gusta

  5. Hola. Por un descuido he mezclado los dos libretos de callejeros, de los juegos Sherlock Holmes y su expansión. Alguien sabe como distinguirlos o si este hecho puede inducir a errores en el juego. Gracias.

    Me gusta

  6. que juego tan divertido

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: