Anuncios
Últimas entradas

Reseña: Red7

Carl Chudyk y Chris Cieslik, 2014 - Asmadi Games

No, no tiene nada que ver con Star Wars (aún).

No, no tiene nada que ver con Star Wars (aún).

Mi relación con los juegos de cartas es de doble filo: por un lado es muy difícil que un juego de cartas sencillo me desagrade pero, por otro, la competición tradicional es muy potente, y muy bueno tiene que ser uno de estos juegos para superar en mi ranking personal a grandes como la Pocha, el Mus o el Póquer. Teniendo esto en cuenta, no sabía muy bien con qué cara acercarme a Red7, al que había oído mencionado como "un UNO para jugones".

Por si fuera poco, resulta que los que firman el juego no son moco de pavo: Carl Chudyk tiene cosas como Innovation y Gloria a Roma demostrando que con un mazo de cartas se pueden hacer juegos con más chicha que otros con kilos de cartón y madera encima, y Cieslik es un agente del Caos, única explicación posible para el diseñador de We didn’t playtest this at all y Win, lose or banana. De esta mezcla puede salir cualquier cosa, y yo quería formar parte de ello.

Red7 consta de 49 cartas, en siete palos o colores numerados del 1 al 7. Al principio de la partida se reparten siete cartas a cada jugador, se les da una más que pondrán frente a ellos y, en el centro de la mesa, la regla inicial que dice: “estás jugando rojo: la carta más alta gana”. A partir de ahí, cada jugador tendrá, en su turno, que conseguir ganar de alguna forma o será eliminado.

¿Y cómo puedo ganar? Tienes tres opciones: puedes bajar una carta de tu mano a tu “paleta” (las cartas que tienes frente a ti), de tal manera que cumplas la condición de victoria actual, puedes cambiar esa condición de victoria por la indicada en alguna de las cartas de tu mano, o puedes hacer ambas cosas. En caso de empate, gana el que tenga la carta más alta entre las que cumplen la regla actual, y si el empate persiste se decide por jerarquía de colores. Si no puedes ganar con las cartas que tienes, estás eliminado, y el último jugador en pie será el ganador.

Un bonito jardín.

Un bonito jardín.

Hasta aquí el juego básico, que resulta sorprendentemente profundo para lo simple que es: las primeras manos que juegues serán una orgía de caos y pánico por sobrevivir a tu turno pero, conforme vayas haciéndote con las distintas condiciones de victoria, irás aprendiendo a adaptarte y a ir preparando tu paleta para el futuro. Sin embargo, también verás que el azar tiene un peso importante, y que el jugador que recibe el siete rojo tiene más posibilidades de ganar que cualquier otro.

Es entonces cuando lees la siguiente página del reglamento y te atreves con las reglas avanzadas: la primera de ellas dice que, cuando juegas una carta en el centro para cambiar las condiciones de victoria, si su valor es superior a la cantidad de cartas de tu lienzo, robas una carta adicional. Ahora esas cartas altas no siempre tienen su lugar en la paleta, sino que pueden darnos cartas y, por tanto, oportunidades de sobrevivir adicionales. Por otra parte, añadir cartas a la paleta ya no es siempre una buena idea, porque puedes preferir una paleta reducida que te dé más opciones de robar cartas cuando cambies la condición de victoria.

La segunda de las reglas avanzadas cambia la forma de puntuar: ahora cada ronda no vale lo mismo, sino que depende de con qué cartas y qué regla hayas ganado. Las cartas con las que hayas ganado una mano las apartas de la baraja y las pones aparte para representar tu puntuación (cada carta te da su valor en puntos). El primero en llegar a 30,35 ó 40 puntos, según el número de jugadores, gana la partida. Este detallito hace que empieces a buscar no sólo la manera de sobrevivir, sino el modo de puntuar lo máximo posible en la mano que te lleves, al mismo tiempo que reduce el tamaño del mazo y cambia los cálculos de probabilidades entre ronda y ronda.

Dadle la bienvenida a la familia, chicos.

Dadle la bienvenida a la familia, chicos.

La calidad de un juego muchas veces se mide por la cantidad y peso de las decisiones que ofrece. Si es así, Red7 es un auténtico ganador que te va a tener muchas veces pensando qué carta vas a jugar en cada turno y cuáles será mejor guardar para momentos de necesidad. No deja de ser un juego con reglas muy sencillas, no más enrevesado que ¡Toma 6! o Love Letter, pero capaz de satisfacer al eurogamer más amante de las hojas de cálculo. Y esto dejándome en el tintero las reglas opcionales que conceden acciones especiales al que juega una carta impar y que, tengo que confesar, ni he probado ni creo que vaya a probar en un futuro cercano, porque el juego tal cual está ya me parece una pequeña joya.

Con cinco jugadores seguiré jugando Pocha o Póquer, y cuando seamos cuatro y queramos jugar por parejas caerá un Mus, pero Red7 se ha ganado más que de sobra un puesto entre las opciones a proponer cuando seamos entre dos y cuatro personas y tengamos entre cinco minutos y media hora libres.

Lo mejor: te obliga a pensar de modo distinto a la mayoría de juegos de cartas, sin forzarte a memorizar reglas ni excepciones.

Lo peor: hasta que asumes y memorizas las reglas y cómo se relacionan entre sí, la mayoría de jugadas que hagas serán al azar.

 

Anuncios

5 Comentarios en Reseña: Red7

  1. Es un pepinazo. Me hice el Print and Play y en cuanto lo vea a un precio aceptable caerá como nada. A mi me encantó.

    Me gusta

  2. Una pregunta Betote..¿recomendarias este juego a quien no le gusten los juegos de cartas tradicionales?(poker, mus, etc..)juegos mas tematicos como Magic es otra historia, pero en los juegos de cartas tradicionales(sea baraja española, inglesa u otro diseño mas novedoso..)me aburro y pierodo el interes muy rapido, por grata que sea la compañia, termino sinendo incapaz de poner el minimo interes incluso recordar las reglas..

    Me gusta

  3. Hombre, abstracto es como él solo. Si “aguantas” la falta de tema de ¡Toma 6! o cosas así, no veo por qué no, pero son números y colores, no magos ni naves espaciales.

    Me gusta

  4. Betote ¿lo ves como una simplificacion al Innovation de parte de Chudyk? yo es que leo la mecanica y pienso que debe sentirse muy parecido al Innovation donde en cada turno tienes que acomodarte en tu asiento y ver que puedes hacer alli para ganar la partida, pero como ventaja veo a este mas facil de sacar a mesa, lo tengo encargado ya y viene en camino.

    Me gusta

  5. Es un juegazo. Todo el rato te hace pensar. Y lo mejor es que te hace pensar en plan “sobrevivir” cada vez que te llega el turno. Ideal a 3 jugadores aunque no desmerece nada a 2 ó 4. Ocupa muy poco y te divierte. Es que ocupa poco hasta en la mesa. ¿que mas se le puede pedir?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: