Anuncios
Últimas entradas

Reseña: Five Tribes

Bruno Cathala, 2014 - Days of Wonder

Si a Arabia tú vaaaaaaas...

Si a Arabia tú vaaaaaaas...

Esta reseña es la historia de una traición, una vil artimaña de la que he sido victima y contra la que os quiero prevenir a todos. Sentaos y escuchad, pequeños, la historia de cómo fui engañado por la astucia de Bruno Cathala y las seductoras artes de Days of Wonder.

Todo empezó allá por el verano de 2014, cuando se anunció Five Tribes. Por aquel entonces poco se sabía de él, pero los muy ladinos ya habían sacado lo suficiente para picar mi curiosidad: si el autor de Cyclades y Jamaica iba a sacar un juego para los editores de ¡Aventureros al Tren! y Memoir’44, y encima iba a tener genios mágicos y cantidad de meeples de colores pues eso, que me tenían con el hola. Poco sospechaba yo que se trataba de una treta.

Ya habiendo mordido el anzuelo, me encuentro con las losetas de desierto desplegadas ante mí, con esos muñequitos de colores y esas cartas pre-cio-sas, me dispongo a aprender cómo se juega… Y ahí es donde me la dan:

En Five Tribes el objetivo es ir reuniendo a los miembros de las cinco tribus perdidas del desierto para… conseguir puntos de victoria. Pequeño grito ahogado, reunamos valor y continuemos: en tu turno lo que vas a hacer es coger todos los muñecos de una loseta e irlos soltando de uno en uno, estilo mancala, hasta llegar a tu objetivo. Ahí recoges todos los muñecos del color que hayas dejado en último lugar, realizas la acción asociada a ese color de muñecos, reclamas el control de la loseta si la has dejado vacía y realizas, si quieres, la acción especial de esa loseta. Cuando un jugador controle un número determinado de losetas (8 con 3-4 jugadores, 11 con 2) o no haya más movimientos posibles se acaba la partida, se cuentan los puntos de victoria conseguidos en las distintas categorías y el que tenga más, gana.

Ah, malditos meeples y sus seductoras formas y colores...

Ah, malditos meeples y sus seductoras formas y colores…

¿Pero qué clase de traición es esta? ¿Cómo se atreven a engañarme a mí para jugar a un juego de ensalada de puntos con tema pegado, con lo que yo he sido? Pero bueno, llegados a este punto ya no sería de caballeros echarse atrás: juguemos la partida como si no pasara nada, pongamos nuestra mejor cara y continuemos con nuestra vida con la lección ya aprendida.

Vale, comienza el turno, hay que pujar por el orden de juego… Esta jugada me puede dar una buena cantidad de puntos; ¿la habrán visto los demás? Porque si tengo que pagar demasiado por ser el primero en hacerla a lo mejor no me compensa… Pero espera, que si esta loseta se vacía luego esta acción queda libre y eso ya mola más… ¡Cabrones, dejad de escoger los espacios baratos, que me dejáis en la ruina! ¡Ajá, os he pillado! Ahora puedo convocar a este genio y usarlo cuando quiera, pero… ¡no, eso no! ¿Quién te manda quedarte esos ancianos, si los necesito yo! Bueno, no pasa nada, siempre puedo ir al mercado a por esclavos, pero entonces dejo la loseta a punto de caramelo para el siguiente…

Cuando quise darme cuenta, la partida había terminado. Y me lo había pasado pipa. Y quería jugar más. Five Tribes es un puzle, sí, pero un puzle brutal en el que los planes que tenías al principio del turno no valen nada cuando la situación de la partida varía tanto, abriendo y cerrando opciones según va actuando cada jugador, un puzle en el que tienes cantidad de maneras distintas de conseguir esos preciados puntazos de victoria, pero en el que hay una feroz competición para cada una de ellas. Five Tribes es, en definitiva, un Die Burgen von Burgund diseñado por alguien que no odia la diversión.

Y entonces papá y mamá me dijeron que el anciano y el esclavo se habían ido a una granja a correr por la hierba.

Y entonces papá y mamá me dijeron que el anciano y el esclavo se habían ido a una granja a correr por la hierba.

Sí, me han engañado para jugar un tipo de juego del que generalmente huyo como de la peste, pero estoy feliz de haber sido engañado, porque gracias a esos ardides he descubierto un juego que me rasca esa parte del cerebro en la que son tan agradables los picores, sin permitirme olvidar que hay más gente en la misma mesa. Five Tribes se ha ganado más que de sobra el espacio en la estantería, sin duda.

Hay, eso sí, un pequeño pero: la cantidad de opciones que tienes en Five Tribes es tan vasta que, a no ser que en la mesa lleguéis a un acuerdo tácito para tirar más de instinto que de calculadora a la hora de tomar decisiones, los entreturnos pueden ser brutales: si sois de los que tienen que evaluarlo todo y no estáis contentos hasta no estar seguros de haber realizado el movimiento óptimo, o si alguien así se os sienta al lado, mejor sacad otro juego o, al menos, buscaos algo que hacer entre turno y turno, porque os va a tocar esperar pero, si no vivís en una cámara lenta continua, Five Tribes es el juego perfecto para dejarte las neuronas al punto.

Lo mejor: un juego con decisiones complejas en un envoltorio muy atractivo.

Lo peor: si tu mesa sufre con el análisis-parálisis, este juego es veneno.

Anuncios

9 Comentarios en Reseña: Five Tribes

  1. Buena reseña y además estoy totalmente de acuerdo con ella. Es un gran puzzle que envicia.

    Me gusta

  2. ¡Gracias! 🙂

    Mira que no soy mucho de este tipo de juegos (a Feld no lo aguanto, por ejemplo), pero este me ha encantado. Algo tendrá.

    Me gusta

  3. Yo lo estreno hoy!! Ya te contaré!

    Sabía que aun había esperanza para ti querido Betote. Lo próximo será encontrarle la gracia al Trajan 😛

    Me gusta

  4. Pues Trajan tampoco te creas que me disgusta demasiado 😉

    Me gusta

  5. Five Tribes es de lo mejor del año pasado. Además, merecido todo el buzz y hype. Altamente recomendable.

    Me gusta

  6. A minute Trajan me llama la atención, pero también me asusta.

    Me gusta

  7. A mí no me hizo mucha gracia (el Five Tribes). El mecanismo del mancala es chulísimo, pero es el paraíso del AP. La situación del tablero cambia cada turno, así que pensar en los entreturnos no ayuda mucho. El juego se me hizo larguísimo. Esos acuerdos tácitos que dices nunca funcionan, o sacas el cronómetro, o no hay tu tía 😛

    Me gusta

  8. Me declaro afortunado por tener grupos en los que digo “a esto lo jugamos dándole caña”, y por eso ninguna partida que he echado ha durado más de hora y media. Eso sí, hay otros grupos en los que no lo saco ni aunque me maten a pellizcos 😀

    Me gusta

  9. Gran fan del juego. La mecánica es muy interesante. Ahora, a alguno se le atraganta un poco me mi grupo. Aún así merece la pena probarlo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: