Anuncios
Últimas entradas

Preseña: ONUS! El juego de batallas históricas

Alvar Sanz y Luis Álvaro, 2014

onus

"Déjate de guerras y bésame, ladrón", dicen esas miradas.

Cuando Luis, uno de los autores de ONUS! se puso en contacto conmigo, ante la imposibilidad de viajar a alguna de las ferias donde se están currando una impresionante campaña de demostraciones por toda España, le pedí que me pasara algún archivo para hacerme una versión casera del juego y poder probarlo. La respuesta fue algo así como ¿Estás seguro? y, como soy un inconsciente, le dije que sí, que por supuesto, que venga esos archivos. Y madre mía.

Un poco de contexto no viene mal: los autores de ONUS! son unos pedazos de frikis, y esto tiene sus lados buenos y malos. Los buenos son muchos, y uno de ellos es que podemos estar seguros de que no nos vamos a encontrar con un refrito de la Oca ni con la enésima versión de Manzanas con ManzanasHombre-Lobo. ONUS! es un juego con muchísimo curro detrás, y que responde a una necesidad muy clara y concreta: la del antiguo jugador de batallas de miniaturas que ahora se encuentra sin tiempo para pintar ni espacio para guardar toneladas de plomo y plástico; casualidades de la vida, resulta que respondo palabra con palabra a ese perfil. Recuerdo las batallas de la Guerra de los Cien Años que montábamos en el almacén de una tienda madrileña ya desaparecida los domingos por las mañanas, esas horas pasadas midiendo alcances, reorganizando formaciones y discutiendo heráldicas y modificadores de moral, y no creáis que no se me escapa la lagrimita.

Teniendo esto en cuenta, os podéis imaginar mi emoción al leer el reglamento y ver que se trata, básicamente, de un reglamento de batallas de miniaturas. Viendo las tiradas para impactar, las reglas de generales, los ajustes al movimiento y el modo en el que resuelve flanqueos, armaduras y bajas, me imaginaba sacando de nuevo a mis bárbaros de plomo de la caja y llevándolos a la batalla. El hecho de que tengamos cartas para representar esas figuras y piezas de escenografía troqueladas para que todo quepa en una caja de tamaño manejable es un simple detalle más, y puedo muy bien ver cómo alguien que quiera jugar a ONUS! y tenga sus miniaturas de los hermanos Perry cogiendo polvo vea en ello la oportunidad de revivir el pasado.

Por otro lado, tampoco se queda la cosa en una simple colección de reglas caseras para Warhammer, sino que vemos cómo añaden elementos de los juegos de mesa modernos a la batalla en forma de cartas de órdenes, que recuerdan mucho a las de Memoir’44 o incluso a las que encontramos en La Guerra del Anillo, especialmente a la hora de decidir si usar cada carta en su faceta de orden para hacer que tus ejércitos maniobren por el terreno o como evento en situaciones especiales. Éste es el aspecto más original y lo que hace que ONUS! sea un producto bastante interesante para aquellos que quieran una experiencia a medio camino entre los juegos de batallas de miniaturas más clásicos y los card-driven games que pueblan hoy en día las mesas de muchos aficionados a la simulación de conflictos históricos.

Dos peros le voy a poner al juego: uno propio y otro ajeno: en primer lugar el apartado gráfico, especialmente las ilustraciones de las tarjetas de ejército, si bien no son malas se quedan en un punto un poco a medio camino entre el realismo y el tebeo tipo Asterix que no me acaba de convencer, aunque habrá a quien le guste y veo cómo puede ser incluso un punto positivo para padres que quieran iniciar en el noble arte de la simulación de masacres multitudinarias con fines lúdicos a sus pequeñuelos. El otro pero es más profundo: probando ONUS!, viendo su atención al detalle y el cariño con el que está hecho, me doy cuenta de que yo mismo he cambiado: ya no soy la misma persona que hace quince años madrugaba los domingos, ibuprofeno mediante para calmar los estragos de la noche anterior, para comandar ejércitos de plomo por unas horas. Creía que ONUS! era justo para mí, pero lo que he visto es que yo mismo no soy esa persona que se quedó en algún momento perdida en el metro, maletín de ejército en mano, y busco una experiencia más contenida que este juego ni siquiera intenta dar, porque no es su propósito. Si para ti aún hay salvación, en cambio, estás ante la metadona perfecta.

Apoya a ONUS! en Verkami.

 

Anuncios

2 Comentarios en Preseña: ONUS! El juego de batallas históricas

  1. Antes que nada: Muchísimas gracias por la reseñas que hacéis aquí!!! Me parecen muy acertadas y super útiles a la hora de decidir que juegos tiene posibilidades de unirse a mi ludoteca!!

    ONUS Tiene muy buena pinta, pero no me ha acabado de quedar clara la mecánica y el juego en si… me quedo un poco a verlas venir… Y me asaltan varias dudas: ¿Hay un tablero o tenemos que usar una regla para mover los ejércitos? Batallas históricas, ¿Hay diferentes ambientaciones o solo se trata de batallas clásicas (Grecia-Roma-Persia)? ¿Duración estimada? ¿Numero de jugadores?

    Me gusta

  2. ONUS es un juego de miniaturas sin miniaturas, así que el tablero es la mesa donde juegues y los movimientos van con regla. La duración depende de la cantidad de tropas que lleves, así que la puedes ajustar desde escaramuzas de poco más de media hora a batallas épicas de tres horas o más.

    De momento lo planeado es Roma contra Cartago. No sé si los creadores tendrán pensado sacar más ejércitos o ambientaciones, aunque supongo que dependerá del éxito de este primer lanzamiento.

    Gracias por pasarte. Espero haber sido de ayuda 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: