Anuncios
Últimas entradas

Reseña: Caverna

Caverna: Die Höhlenbauern – Uwe Rosenberg, 2013 – Lookout Games (2014 – Homoludicus)

Agricola 2: la Venganza. Si algo le podemos agradecer a Uwe Rosenberg es no engañar al personal y, cuando anunció este juego para Essen 2013, ya reconoció que se trataba de una evolución de su creación más famosa y la que más renombre le ha dado, Agricola. Todo apuntaba a que los cambios que habría en el juego no iban a ser precisamente radicales, y por eso las reacciones ante la noticia estaban entre el miedo, la cautela y la ilusión. Agricola es un juegazo y, por lógica, algo que se pareciera a él y que hubiera pasado por el tamiz de seis años de evolución tenía que ser también bueno pero, por otro lado, ¿serían los cambios lo suficientemente importantes como para justificar su compra teniendo ya el primero? ¿tocaría Uwe algo que no tenía que tocar y se cargaría el engranaje? ¿Tendríamos que deshacernos de nuestro querido juego de pasar hambre y penurias como el que se compra el Pro Evolution Soccer del año que toca y lleva el del anterior al chatarrero?

Lo que no ha cambiado, para bien o para mal, es el estilo de Klemens Franz.

Fresquita fresquita llegó esta caja a mis manos con el peso de un bebé bien hermoso (3 kilos y medio de madera y cartón, señora). Y la verdad es que uno no se siente engañado cuando abre su Caverna y ve lo que hay dentro: plancha tras plancha de cartón de un grosor equivalente al de Agricola, una cantidad brutal de madera y algo de plástico, dos libros de reglas (uno con el reglamento tal cual y otro para consultar rápidamente la función de las distintas habitaciones y demás elementos) y muy poco aire. Tan poco, de hecho, que me costó varios días conseguir que la caja se cerrase bien de nuevo, aunque también es verdad que desde entonces ha pasado menos tiempo en la estantería que desplegado sobre la mesa (Spoiler alert: me ha encantado).

Desde luego, no se puede negar que el juego viene de donde viene, y la mayoría de los mecanismos son prácticamente los mismos: tienes unos señores que pones en espacios de un tablero central para conseguir recursos o construir cosas, cada turno se revela un espacio nuevo de acción y de vez en cuando hay que cosechar lo que hayas plantado, darles de comer a tus señores y ver cómo te nacen animalitos nuevos. Al final del juego, el que tenga la granja más apañada, gana. Pero, como cuando se les echa mayonesa a las patatas fritas en vez de ketchup, hay pequeñas diferencias.

La primera está en el tablero personal, que ahora se encuentra dividido en dos partes: un bosque que tendrás que ir talando para hacerles hueco a tus sembrados y pastos, y una caverna que tendrás que ir excavando para construir moradas para tus enanos, minas de minerales o rubíes y habitaciones especiales que te den ventajas. Estas habitaciones son como una mezcla entre las cartas de oficio, las adquisiciones menores y las mayores, están todas disponibles desde el principio de la partida para el que tenga el espacio y los materiales necesarios para construirlas y, aquí la chispa, hay una de cada. Éste es uno de los principales puntos de conflicto entre jugadores, ya que las habitaciones son un factor muy importante a la hora de conseguir puntos de victoria y si hay varios jugadores intentando una misma estrategia es muy probable que acaben pisándose las habitaciones que más les benefician.

¿Qué insinúa, señor Rosenberg?

¿Qué insinúa, señor Rosenberg?

Otra diferencia importante está en el nuevo mecanismo de irse de aventuras. En Caverna no llevas a simples granjeros, sino a rudos y aguerridos enanos, y eso tiene que reflejarse de algún modo: varias de las acciones disponibles en el juego están relacionadas con forjarles armas a tus enanos y mandarlos de aventuras. ¿Se ha vuelto loco Uwe? ¿Ha convertido uno de los buques insignia de los muevecubos y la gestión de recursos en otro plastiqueo más con orcos, elfos y magos? Tranquilo todo el mundo: cuando tu enano vuelve de aventuras, tras haber arriesgado su vida enfrentándose a terribles enemigos, vuelve con su botín… que suele ser una calabaza, un jabalí o un descuento a la hora de vallar un pasto. Si se esfuerza mucho, algún día conseguirá una vaca. Vamos, que más que a Moria parece que se van a Mercadona. O puede que estos enanos tengan algo de vikingos y lo que hagan sea arrasar poblados vecinos, quién sabe; el caso es que, en el juego, funciona y puedes ver cómo la competición por los espacios de aventura aumenta conforme se desarrolla el juego. Para aumentar esta tensión, los enanos más fuertes (los que mejores recursos pueden conseguir con esas acciones) son los últimos que coloca cada jugador, con lo que hay un cierto elemento de forzar la suerte cuando pensamos si mandar a un enano más débil de aventuras para conseguir recursos básicos o esperamos a ver si esa casilla sigue libre cuando nos vuelva a tocar y podemos conseguir cosas más potentes.

Y la que quizá sea la diferencia más importante entre Caverna y Agricola es algo que, a primera vista, es muy parecido, y es cómo se tratan las fases de cosecha, alimentación y puntuación. En primer lugar, las cosechas son mucho más frecuentes, pero también menos traumáticas, ya que en cualquier momento podemos cambiar cereales, hortalizas, animales de granja o incluso dinero o rubíes por comida y esas cartas (ahora losetas) de mendicidad son mucho más complicadas de ver en manos de un jugador. Por otro lado, la puntuación abandona la necesidad de tener “un poco de todo” que había en Agricola y se ha estandarizado: cada animal, hortaliza, rubí o moneda que tengas te da un punto, cada dos cereales otro, restas puntos por los espacios sin construir o por cada tipo de animal que te falte y añades a eso los puntos impresos en las losetas que hayas construido. Este cambio, por un lado, te permite especializarte más o acumular un tipo concreto de animal (no es raro ver que alguien acumula 15 ó más ovejas o perros, por ejemplo) y hace que las puntuaciones sean en general más altas, pudiendo alcanzar los 100 puntos a poco que le tengas el truqui un poco pillado pero, por el otro, hace que las decisiones sean más duras al estar cada acción que tomes tan ligada a conseguir una cantidad de puntos. Así, en la fase de cosecha no voy a tener que mendigar porque puedo comerme mis ovejas, pero cada oveja que me coma me va a estar reduciendo la puntuación de manera directa.

Algo que nunca vas a pensar es "ojalá este juego viniera con más cosas".

Algo que nunca vas a pensar es “ojalá este juego viniera con más cosas”.

Hay más pequeñas diferencias aquí y allá como el cambio en los tipos de animales y recursos, las casillas de repetir acción y demás pero, en esencia, si ya has jugado a Agricola te pueden explicar Caverna en muy poco tiempo. Y ahora a por el elefante en la habitación: ¿merece la pena éste teniendo el anterior?

La respuesta, como siempre, depende mucho de cada uno, pero al menos en mi colección hay espacio para ambos. Si bien el mecanismo básico es muy parecido, el desarrollo de la partida produce sensaciones totalmente distintas. Si en Agricola estoy compitiendo principalmente conmigo mismo e intentando evitar el hambre y la miseria, en Caverna me fijo más en qué están haciendo los demás jugadores y qué estrategias están siguiendo para ver qué habitaciones tengo que apresurarme más en construir o en qué momento tengo que ocupar cada casilla para asegurármela. La experiencia que vives en Caverna es quizá más completa y compleja, ya que hay más piezas en el engranaje y las acciones de los demás pueden fastidiarte los planes de modo más directo, y es el juego que sacaría con un grupo de jugones más duro para echar un poco de humo por las orejas, mientras que Agricola es, dentro de su tensión, más relajado y sencillo de explicar. En cualquier caso, te quedes con uno, con otro o con los dos, vas a acertar seguro.

Lo mejor: consigue darle una vuelta de tuerca a un juego clásico para ofrecer una experiencia familiar pero más del gusto de jugadores más duros.

Lo peor: trae componentes y tableros para siete jugadores, pero ni se me ocurriría intentarlo con más de cinco.

 

Anuncios

16 Comentarios en Reseña: Caverna

  1. Yo creo que seré de los que se queden con el Agricola (y su exp. la cual tengo para complicarlo un poco mas). Teniendo Agricola + exp. y Le Havre y, por el precio que tiene, creo que en mi caso no caerá. Me iré antes por el Terra Mystica. Pero si alguien de mi entorno lo pilla lo probaré seguro!

    Buena reseña Betote! Saludos!

    Me gusta

  2. Roanoke (Miguel Angel Gil) // marzo 18, 2014 en 3:13 pm // Responder

    Joer D. Alberto, pero qué perro es usted….Uno había “rechazado” elegántemente una propuesto de un amigo común para hacerme con un “Caverna” a un precio interesante y su reseña ha provocado que me esté dando cabezados contra la esquina que tengo más a mano. Vale, estoy a tiempo de rectificar el ¿error?. Tras muchas lecturas de opiniones sobre el tema, me harté de leer que ..”era algo que no merecía el desembolso”, “que si tienes Agrícola, ya vas listo”, “que si…..” y , fráncamente algo así pensaba. Ahora has reactivado ese ave fénix llamado “hype” que vuelve a surcar los cielos de mi deseo por el juego. Voy a prometerme esperar hasta intentar probarlo en la futura “troll-com IV” y ya veré. Por que……¿os lo váis a llevar, no?. je je je…..saludos Beto.

    Me gusta

  3. iMisut: a mí, por otra parte, Terra Mystica me pareció bastante aburrido y creo que me aporta más Caverna, aun parecidos con Agricola y todo. Es como la diferencia entre el Colonos de Catán básico y una vez le has añadido Ciudades y Caballeros: mismas mecánicas para distintos juegos.

    Miguel, puedes estar tranquilo: algo me dice que la afluencia de Cavernas para las Troll.Con IV va a ser parecida a la de Nations en las III 😉

    ¡Gracias por pasaros y comentar! 🙂

    Me gusta

  4. Roanoke (Miguel Angel Gil) // marzo 18, 2014 en 3:43 pm // Responder

    Si, eso pensaba. Después de leer esta semana que Paco tenía una copia, otra que me imagino tendrá para esas fechas, Macklau, la tuya…..etc……no me quedará otra que leerme las reglas en esta semana y media que nos falta.

    Me gusta

  5. Roanoke (Miguel Angel Gil) // marzo 18, 2014 en 4:14 pm // Responder

    Si las encuentro, porque debo estar muy espeso que no veo nada, ja ja …

    Me gusta

  6. escueladejuegos // marzo 18, 2014 en 9:47 pm // Responder

    Buena reseña de un juego que parece un peso pesado!…al menos en madera, para nuestro gusto, un error que traiga componentes para 7, eso tendría que ser parte de una expansión.
    Tendrá que pasar mucho tiempo para que Caverna caiga en nuestras manos. Agrícola aún está lejos de cansarnos y, a pesar de todo, no vemos diferencias sustanciales, muchas de ellas ya las vemos saciadas con Le Havre y…en fin, que de momento no (pero de momento).

    Me gusta

  7. Gran reseña!!!! Tenia mis dudas, pero después de leer tu reseña me voy a pillar el juego fijo. Un saludo

    Me gusta

  8. Tanto si os quedáis con Agricola como si vais directos a por Caverna, no os vais a arrepentir de la decisión. A mí ahora mismo me aperece más jugar a Caverna, aunque eso tiene mucho que ver también con la sensación de exploración, y supongo que dentro de un tiempo se me calmarán un poco las ansias y alternaré entre uno y otro.

    Gracias por pasaros y por comentar 🙂

    Me gusta

  9. ¡Que tal Betote!
    Compre Caverna hace poco (aún no me llega). No soy un jugón apenas voy comenzando, solo tengo pocos juegos pero vamos quería intentar con uno mas serio.
    tu reseña me dejo un poco confuso y no se si hice bien para el nivel que estoy.
    ¿Es mejor que lo cambie por agrícola o hice una buena compra?
    Muchas gracias por tu blog te felicito desde México!

    Me gusta

  10. Caverna es una gran compra. Entre uno u otro, depende más de gustos personales que de que uno sea más “duro” que otro. Tranquilo: hiciste buena compra 😉

    Me gusta

  11. Hola!
    nos hemos comprado este juego y la verdad es que, después de una semana con las instrucciones y leyendo reseñas, todavía no he conseguido jugar…
    no acabamos de entenderlo.
    Venimos de jugar mucho a Los colonos de Catán (+ expansión) y Carcassonne. Compramos este juego para ir un poco más allá y ver algo nuevo.
    Pero no se, me da a mi que hace falta un master en Juegología para poder jugar..jeje
    De momento solo he conseguido montar el escenario, repartir la comida y los enanos. a la hora de poner las cartas de acción es donde no sabemos como continuar pq, sinceramente, no entendemos las instrucciones, y somos 4 personas, ojo!
    Si alguien conoce algún foro o algo donde esté explicado un poco más paso por paso…
    gracias!

    Me gusta

  12. Buf, la verdad es que el salto desde Catán y Carcassonne a Caverna es bastante grande. Si se os da bien el inglés, en este vídeo comentan las reglas y juegan varios turnos, así que tal vez os sea de interés:

    Mi consejo sería que no lo intentéis aprender entre todos, sino que uno de vosotros se lea las reglas tranquilamente el día antes de que vayáis a quedar y luego sea él quien se lo explique al resto. Juegos de la complejidad de Caverna no están pensados para un “plug & play”, sino que requieren una preparación previa. Eso sí, luego veréis que merece la pena el tiempo y esfuerzo extras 😉

    Me gusta

  13. Juan Manuel Campos // enero 13, 2015 en 4:26 am // Responder

    Gracias por tu análisis, muy bueno. Me parece un excelente juego muy entretenido. El mio lo importante desde Estados Unidos (estoy en Guatemala) y si pesa bastante y aunque no decepciona el peso duele en la billetera al pagar impuestos jajaj.

    Habrá forma de que alguien suba scan del libreto de reglas en español??

    Que el mio esta en ingles y aunque lo entiendo siempre es mejor despejar dudas en el idioma natal.

    Me gusta

  14. Hola queria hacer una consulta pués en mi país no se consigue la versón en español. ¿Tiene una dependencia del idioma demasiado alta como para que sea dificil jugarlo con personas que no sepan más de dos palabras en inglés?
    Gracias.

    Me gusta

  15. Las losetas que se pueden comprar y las casillas de colocación tienen texto, aunque tienes la ventaja de que son todas públicas y con que haya un “traductor” en la mesa debería bastar. Sin embargo, si vas a comprarlo en otro idioma te aconsejaría buscar en BGG o crearte tu mismo alguna hoja de ayuda que consultar durante la partida, sobre todo las primeras.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: