Anuncios
Últimas entradas

Be-Top-100. 70 al 66

Y, con la tanda de hoy, llegamos a cubrir el tercio inferior de la lista. Estos cinco juegos tienen en común el ser aproximaciones algo distintas a temas muy usados, y ese puntillo de originalidad les hace ganar puntos. Pero, ¿a quiénes, exactamente? Pues vamos a verlo ahora mismo:

70 – Sid Meier’s Civilization

El segundo juego con este nombre, y sin duda el que más fielmente plasma el juego de ordenador. Sid Meier’s Civilization tiene todo lo que se podría esperar de él: exploración, un árbol tecnológico tan amplio como imposible de completar en una sola partida, mil maneras de dirigir tu civilización, cantidad de edificios y maravillas que construir en cada ciudad, distintos caminos a la victoria… Lo único que me tira un poco para atrás de este juego es la ausencia de dados en el combate y su sustitución por un sistema de cartas que, si bien está conseguido y añade decisiones al combate en sí mismo, nunca va a ser igual en mi corazoncito que tirar montones de dados.

69 – Carson City

Y hablando de dados… Carson City es un “Caylus en el Salvaje Oeste”, un juego de colocación de trabajadores con un componente económico importante en el que los jugadores van adquiriendo parcelas en torno a una ciudad del Salvaje Oeste, al mismo tiempo que construyen edificios en esas parcelas buscando sacar el mayor beneficio posible, para luego convertir el dinero obtenido en puntos de victoria, buscando el momento más ventajoso para hacerlo. Lo que distingue a Carson City de otros juegos del mismo estilo son, por un lado, la selección de roles en cada turno que otorga poderes especiales muy útiles y que influyen mucho en la estrategia a seguir en ese turno concreto y, por otro y principalmente, el sistema de duelos. ¿Que Pepito se ha puesto en la casilla que querías usar tú? ¡No hay problema! Basta con poner a tu propio muñeco en esa casilla y el que desenfunde más rápido será el que la pueda utilizar. A este respecto tengo que decir que, mientras que la mayoría de jugones con los que he compartido mesa prefieren el sistema alternativo de duelos mediante fichas ocultas, para mí no hay nada como resolverlo tirando dados. ¿Menos estratégico? Seguro. ¿Más emocionante? Sin duda.

68 – Innovation

Me gustan los juegos muy caóticos, porque te obligan a adaptarte en cada turno y pensar en la mejor jugada para cada momento, en lugar de simplemente decidir qué vas a hacer al principio de la partida y seguir esas líneas iniciales. Dicho esto, era lógico que Innovation entrara en mi top de juegos favoritos, ya que si algo tiene este juego es caos, un caos que, además, aumenta conforme la partida va avanzando, porque las combinaciones entre las cartas que puedes jugar se vuelven más y más potentes al ir descubriendo tecnologías más desarrolladas. Quizá con cuatro jugadores este caos ya se salga un poco de madre pero, con dos o tres jugadores, Innovation es sin duda un juego tan divertido como exigente.

67 – Urban Sprawl

Ya he comentado que me gustan los juegos muy caóticos, y también tengo predilección por los de tema económico. Pues bien, Urban Sprawl me da ambas cosas en cantidades industriales. En Urban Sprawl los jugadores tienen que adquirir permisos de obra y edificios para edificar las zonas más ventajosas de una ciudad y obtener beneficios que les ayuden en sus carreras políticas. Cada edificio que construyes en Urban Sprawl tiene dos funciones: por un lado, te otorga control sobre una porción de la ciudad (ya que Urban Sprawl es, en esencia, un juego de mayorías) y, por otro, al construirlo siempre obtienes un beneficio puntual, muchas veces dependiendo también de dónde lo sitúes. Las decisiones en Urban Sprawl son siempre difíciles, ya que tienes que equilibrar las ventajas obvias que te da construir junto a tus otros edificios con expandirte para buscar beneficios con la mayor frecuencia posible, así como evitar sufrir mucho daño si una carta de suceso o la habilidad del edificio de un oponente se ensaña con una zona concreta del tablero.

66 – Battlelore

Battlelore es, simple y llanamente, el juego que Warhammer tendría que haber sido. Posicionamiento, magia, cantidad de escenarios… Todo lo que quieres en un juego de batallas medievales en una caja, y con la posibilidad de añadir toques de fantasía como monstruos, dragones, ejércitos de enanos y goblins… Una pena que FFG lo abandonara, porque podría haber sido el juego de miniaturas definitivo. Recientemente acaban de anunciar una segunda edición del juego ambientada en su mundo fantástico, Terrinoth (el de Runewars o Descent), así que veremos si han conseguido pulir un sistema que ya era muy efectivo en su sencillez o si, como ocurrió con Batallas de Poniente, los parecidos son puramente estéticos.

Anuncios

2 Comentarios en Be-Top-100. 70 al 66

  1. Ninguno de nada. Comienzo a preocuparme

    Me gusta

  2. Demasiado azar en el Innovation, de estos 5 nos quedamos con Battlelore, que tiene su dosis…pero también muñequitos, jeje.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: