Anuncios
Últimas entradas

Be-Top-100. 80 al 76

Seguimos con la cuenta atrás, con los puestos cada vez más disputados. En esta entrega, empezamos con una cosa sencillita de unos minutos, y terminamos con un monstruo de varias horas de juego:

80 – ¡No, gracias!

Un clásico del género de los chorrijuegos, ¡No, gracias! casi entra en la categoría de los “juegos minimalistas” que últimamente está tan de moda: treinta cartas y un puñado de fichas dan para mucho, y no porque el reglamento sea muy complicado, tampoco: se trata de no conseguir puntos, y en cada turno tu decisión está entre quedarte la carta en juego, llevándote los puntos marcados en ella y cualquier cantidad de fichas que tenga encima, o poner una de tus fichas sobre la carta y dejar que otro se coma el marrón. La chispa está en el hecho de que, si tienes una serie de cartas consecutivas, sólo cuenta la más baja, lo que da lugar a momentos de mucha mala leche y tensión: ¿vas a quedarte con esa carta que te viene hasta bien, o vas a dejarla pasar para que los demás jugadores la “engorden” y llevártela más tarde con un montón de fichas encima? ¿Hasta qué punto es arriesgado ir a hacer una escalera cuando tienes un hueco en medio que puede o no salir? Una muestra de que, no por ser corto y fácil de explicar, un juego tiene que ser necesariamente una tontería.

79 – Schotten-Totten

Uno de mis juegos cortos para dos favoritos, aunque alguno más aparecerá más adelante, porque combina un abanico de decisiones muy amplio y suficiente espacio para planificar jugadas con el punto de azar suficiente para que el juego tenga tensión y al mismo tiempo no genere frustración al no tener asegurada la victoria el que más haya jugado (aunque sea un factor importante). Además, el juego es muy sencillo de explicar: tienes nueve zonas en las que compites por tener la mejor mano de póquer con tres cartas, y puedes reclamar una zona como tuya tanto comparando las cartas que hay sobre ella como demostrando que tu oponente no puede mejorar las tres que tú ya has puesto. Escojo esta versión y no Battle Line, que es prácticamente idéntica, más que nada por las ilustraciones de las cartas, que tienen su gracia, y porque las cartas de táctica que se empezaron a incluir en Battle Line enturbian con excepciones y reglas especiales un juego cuyo principal atractivo es su sencillez.

78 – Mansiones de la Locura

Mansiones de la Locura es a La Llamada de Cthulhu lo que Heroquest a D&D: un modo de simplificar la experiencia de un juego de rol y adaptarlo a un tablero. Otro modo de verlo sería como un “Cluedo avanzado”. En Mansiones de la Locura, un jugador presenta un escenario de “casa encantada” con toques a lo H.P. Lovecraft a un grupo de jugadores/investigadores que intentarán resolver el misterio y evitar que lo que sea que esté ocurriendo en esa casa se resuelva con erótico horrendo resultado. Si hay un “pero” que ponerle a este juego es que, al tratarse de escenarios de resolver el misterio, jugar un mismo escenario varias veces hace que pierda un tanto la gracia, a pesar de que gracias a un ingenioso sistema para cambiar detalles dentro de cada escenario sea posible, con lo que si es un juego que saques habitualmente estás condenado a buscarte expansiones o diseñar tus propios escenarios, pero sólo por cómo consigue recrear gran parte del ambiente de una partida al juego de rol y la genialidad de los puzles que se encuentran los jugadores y el sistema para resolverlos, merece un puesto en esta clasificación.

77 – Space Alert

Los juegos colaborativos suelen tener dos problemas: el llamado efecto líder, en el que un jugador planea las acciones de todos los demás sin dejar que tomen decisiones, y el peligro de convertirse simplemente en un puzle a resolver. Space Alert soluciona ambos problemas metiendo presión a los jugadores en forma de voz en off que va indicando los peligros que acechan a la estación espacial en la que se encuentran y que, al mismo tiempo, funciona como temporizador, ya que es mientras la voz anuncia las distintas formas en las que los jugadores pueden morir horriblemente, éstos tienen que programar sus movimientos y acciones sin estar seguros del todo de que los demás van a cumplir con su parte, y eso que en Space Alert la coordinación es fundamental: no vale de nada disparar como un loco si alguien no está transfiriendo energía a los cañones, y tomar el ascensor para bajar más rápido puede ser desastroso si al mismo tiempo otro lo está intentando usar para subir. Un juego endiabladamente tenso, difícil y divertido, cosa de esperar viniendo de Vlaada Chvátil, a quien vamos a ver alguna que otra vez más por aquí.

76 – Dominant Species

El juego ganador del premio al Juego Que Parece Que Tiene Dinosaurios En La Portada, Pero Que Resulta Que No, Que No Los Tiene (JQPQTDELPPQRQNQNLT) es una versión con esteroides de El Grande, y hace todo lo que éste, pero a lo bestia. Si El Grande tiene mayorías, Dominant Species tiene mayorías y dominación; si El Grande tiene un pene rey, aquí tenemos glaciares; y si en El Grande una carta puede cambiarte la situación entre un turno y otro, aquí si no tienes cuidado un evento puede prácticamente borrarte del mapa. Si en algún momento te has creído eso que dicen por ahí de que los eurogames son simplemente ejercicios de optimización de recursos y que carecen de interacción, una partida a Dominant Species te va a quitar la tontería en tan sólo tres horitas de nada.

Y con esto hemos terminado con la cuarta parte inferior de la lista. Quedan 75 juegazos por ver, a cada cual mejor. ¡Hagan sus apuestas, damas y caballeros!

Anuncios

7 Comentarios en Be-Top-100. 80 al 76

  1. Aquí me siento desfasado, porque solo conozco el No Merci y durante mucho tiempo lo jugué incluso mal (lo de no leer bien, me suele pasar). No está mal, como filler para toda la familia funciona bien (jugaba con mi suegra y todo)

    Me gusta

  2. Las Mansiones de la Locura el 78???… te has pasao mazo tio =D

    Me gusta

  3. @Monty: pues ya tienes tarea: ponerte a probarlos todos 😀

    @Ech-Pi-El: ¿me he pasado por ponerlo muy alto o muy bajo? En cualquier caso, no va a ser el único juego tentaculado de la lista… 😉

    Me gusta

  4. Las listas están muy bien, pero para los que ya leímos tu listado de los 20 mejores juegos de la historia no hay mucho misterio, mi única duda es si meterás o no al Puerto rico aunque creo que ya lo hubieses hecho

    Me gusta

  5. Bueno, mucho ha llovido desde aquella lista, así que a lo mejor alguna sorpresa que otra hay 😉

    Me gusta

  6. Miguel (roanoke) // noviembre 10, 2013 en 8:46 pm // Responder

    Fenomenal la descripción del Dominant Species. Primero me causó sorpresa el puesto que le asignas pero claro, mi gusto es algo subjetivo y lo que para mí es mejor para otros no ha de serlo y a la inversa. Además, he de ir con precaución, porque aún no se las sorpresas que me deparará tu fabuloso Top-100.
    Pero volviendo al tema, excelente comentario sobre el DS. Por cierto, y dado que es mi primer comentario en este apartado, te he de confesar que me estás abriendo, sino los ojos, al menos la curiosidad sobre determinados juegos en los que no me había planteado hacer una paradita.
    Saludos, Alberto.

    Me gusta

    • Me alegro de servir para algo 😉

      Gracias por el comentario. Nos vemos por allá, y a ver si te enseño alguno de estos por los que se te está abriendo esa curiosidad 😀

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: