Anuncios
Últimas entradas

Be-Top-100. 85 al 81

¡Dale, Torete, que el blog es robao! Cinco jueguecitos más para completar el 20% inferior.

 

85 – Dobble

Todo el mundo conoce Jungle Speed, y todo el mundo tiene alguna historia truculenta que contar relacionada con él, acerca de cómo el tótem salió volando y rompió la tele de plasma, o aquella visita a urgencias después de que un anillo oportunamente posicionado rasgara una muñeca. Dobble tiene todo lo bueno de Jungle Speed pero nada de su peligro para la integridad física. Además, gráficamente es más agradable, cada uno de los minijuegos dura menos (lo que hace que nunca se haga pesado) y es más accesible para daltónicos, lo cual para mí es una necesidad.

84 – Gloria a Roma

¿Qué pasa si juntamos el mecanismo de roles de Puerto Rico, la idea de las cartas multifunción de Galaxia: la Conquista y los combos salvajes de Innovation? Que tenemos este juegazo. Gloria a Roma ha tenido la mala suerte de sufrir unas ediciones malísimas en cuanto a diseño gráfico, tanto la original como la aclamada y polémica “Black Box Edition”, pero en España por fortuna la edición que tenemos es bastante chula, manteniendo el look “comiquero” de la original pero sin que parezca que los dibujos los haya hecho un niño de cinco años borracho. El único problema de Gloria a Roma es que, por alguna razón, a la gente, incluso a jugones empedernidos, le suele costar muchísimo asimilar el flujo del juego y siempre hay confusiones entre cuándo se puede liderar, cómo se sigue, en qué consiste pensar y demás. Pero si te van los retos intelectuales, pocos juegos van a ofrecerte tanto con tan poco.

83 – Formula D

Curiosamente, hay muy pocos juegos de carreras en el mercado actual, y la mayoría peca de ser o demasiado complejos o demasiado simplones. Formula D está en ese perfecto término medio y consigue, con las reglas justas, un juego en el que la planificación cuenta muchísimo pero en el que, al mismo tiempo, en cada movimiento existe un punto de emoción por ver si la tirada de dado se ajusta a tus planes o te pone las cosas más difíciles. El único problema que tiene Formula D es que, a pesar de tener cantidad de circuitos distintos, el que viene con el juego básico es uno de los más complicados, y una primera partida a varias vueltas en ese circuito puede hacerse eterna y condenar a un juego por todo lo demás magnífico a la pila de “juegos para cambiar”. Probadlo con circuitos alternativos, y con partidas a una vuelta al circuito, y luego cuando ya estéis enganchados os metéis en configuraciones más duras.

82 – Kingsburg

Cuando la gente habla de eurogames que utilizan dados de formas originales, yo siempre pienso en Kingsburg, uno de los primeros juegos en hacerlo y, hasta la fecha, el que lo ha hecho de manera más divertida. Los dados en Kingsburg son los trabajadores que vas a enviar a conseguir la ayuda de distintos personajes, pero para ello tienes que enviar uno o más dados cuya suma sea el número exacto de la casilla a la que vas, y siempre y cuando esa casilla no haya sido ocupada antes por otro jugador. El resto es sencillo: las casillas te proporcionan recursos, los recursos los usas para construir edificios, los edificios te dan capacidades especiales y esas capacidades te sirven para conseguir puntos de victoria. Pero es precisamente esa sencillez lo que hace que no te pierdas en mecánicas y te centres en la interacción entre jugadores, qué casillas buscar, cuáles bloquear y en qué orden colocar tus dados. Si además le añadimos una expansión que ofrece toneladas de rejugabilidad, tenemos un euro ligero más que recomendable.

81 – Ra

Ra es uno de los juegos con aspecto más aburrido que existen, pero es todo un truco para hacer que aficionados a los juegos sosos prueben algo divertido por una vez en sus vidas. Ra es un juego de subastas que mezcla planes a corto y a largo plazo, y en el que hay un componente de forzar la suerte importante: ¿vas a iniciar una subasta por lo que hay ahora en el mercado, o sacas una loseta más a ver qué pasa? ¿Intentarás que los demás jugadores usen sus fichas de subasta más altas por lotes que valgan menos la pena o simplemente vas a esperar a ver si consigues algo jugoso de tapadillo? Si buscas un juego para tres jugadores que premie el buen juego pero tenga un puntillo de emoción, Ra es para ti. Además, puedes gritar “¡Ra!” (no vale simplemente decirlo: hay que gritarlo) un montón de veces, lo que siempre está bien sobre todo si juegas en lugares públicos.

Y hasta aquí esta entrega. Nos vemos en unos pocos días con otros cinco juegazos. ¡Hasta entonces!

Anuncios

3 Comentarios en Be-Top-100. 85 al 81

  1. El Gloria a Roma, para mí, fue un bluf en toda regla. No vuelvo a acercarme a él ni con un palo. No sé si fue por su aspecto horrible, si por su mecánica de roles (no suelo ser proclive a ese aspecto de los juegos) o por la partida propiamente dicha… Formula D lo tengo en la edición de Descartes de los años 90 (la que distribuyó Distrimagen) y es un juegazo 😀

    Me gusta

    • Comprensible: Gloria a Roma tiene ese problema de que es muy fácil que la primera partida salga desastrosa y deje un regustillo amargo.

      En cuanto a Formula D(é)… Efectivamente, juegazo 😀

      Me gusta

  2. Es muy dificil entender el gloria roma, no las reglas ni las cartas sino el flujo de la partida… yo creo que todavía no lo entiendo. Pasan cosas como en el innovation la carta que esta desfasada en una partida no vale para nada en otra.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: