Anuncios
Últimas entradas

Reseña: Through the Ages: Historia de las Civilizaciones

Through the Ages: A Story of Civilization – Vlaada Chvátil, 2006 – Czech Games Edition (Homoludicus)

Hace unos meses, por fin apareció en las tiendas la edición española de Through the Ages, el juego que ha llevado a su autor, Vlaada Chvátil, al Parnaso de los creadores de juegos. A muchos les ha parecido una espera larga, y tienen más razón que la que creen tener, ya que el proceso que ha llevado a este momento comenzó hace mucho, mucho tiempo, allá por 1991.

thebeginning

Y dijo el Señor: “hágase el juegazo”.

Sid Meier’s Civilization (o lo que viene siendo el Civi) fue para muchos el principio del fin: un juego en el que comenzabas con un señor que acababa de aprender a hacer fuego y terminabas enviando una nave colonial fuera del Sistema Solar. ¿Podía haber algo más épico que eso? Y claro, muchos se aprendieron la lección. Surgieron continuaciones, clones y variaciones del Civi original a mansalva, y en el campo de los juegos de tablero se recuperó la idea de continuar con la senda que ya marcó el impresionante Civilización de Francis Tresham en 1980. Este juego, que algunos consideran el germen de los actuales eurogames, se las arreglaba para crear un juego que recreaba miles de años de la historia de las civilizaciones mediterráneas antiguas utilizando unas reglas relativamente sencillas y elegantes, y desde su salida al mercado uno de los Santos Griales del diseño de juegos ha sido el “Civilización en dos horas o menos”, basándose en la idea original e intentando refinarla para adaptarla a una cantidad de jugadores y una duración más manejables.

Vlaada tuvo otra idea: ¿y si, en lugar de usar el juego de tablero como base, usamos el de ordenador? ¿Y si, además, prescindimos del mapa? Y se puso manos a la obra. Tras decidir que lo más importante, la base del juego de ordenador, eran los diferentes descubrimientos y los edificios que éstos permitían construir, buscó el modo de confeccionar un juego en torno a esas ideas, y el resultado es este tableau-building con un componente muy importante de gestión de recursos que es, efectivamente, exactamente lo que uno podría esperar de una adaptación a tablero del Civi de ordenador, si obviamos el mapa.

¡Temblad ante el poder del poderoso Imperio... este... Verde!

¡Temblad ante el poder del grandioso Imperio… este… Verde!

Los jugadores en Through the Ages disponen de varios recursos (cultura, felicidad, poder militar, ciencia, trabajadores, materiales, comida…) que usan para adquirir cartas de una especie de “cinta transportadora”. Estas cartas mejoran su capacidad para conseguir más recursos, lo que les da acceso a cartas aún más potentes, y así hasta que el final de los mazos muestre el fin de la partida. Parece sencillo, ¿verdad? Eso es porque miento muy bien.

Through the Ages es un juego implacable: tienes capacidad para producir una cantidad limitada de recursos en unas pocas categorías, pero es que las necesitas todas y, además, si tienes demasiados materiales o comida, o si extiendes demasiado tu civilización (usando trabajadores para obtener los beneficios que dan las distintas cartas), puedes tener que enfrentarte a la corrupción, al descontento o, si has descuidado la carrera militar, a los ataques de tus oponentes. Eso hace que tengas que pensar al máximo cada jugada durante tu turno, y no olvidar nunca qué están haciendo los demás en los suyos, ya que te pueden dar pistas sobre un posible ataque (o de una oportunidad para la invasión y el saqueo), así como de los descubrimientos en los que estarán más interesados los oponentes y, por tanto, de si merece la pena pelear por una carta en concreto o es mejor dedicarse a otra cosa para evitar la competición. Es un juego en el que los más experimentados, los que ya hayan comprobado mediante ensayo y error qué combinaciones funcionan y cuáles no, tienen una gran ventaja respecto a los recién llegados, que van a recibir paliza tras paliza hasta poder llegar a plantar cara a un “veterano”.

Y esta es, a la vez, la principal virtud y el mayor defecto de Through the Ages: la complejidad y profundidad que tiene lo puede convertir en favorito de muchos de los más jugones, pero eso tiene un precio: si pretendes sentarte a una mesa para echar una partidilla a este juego y levantarte antes de cuatro horas, lo tienes muy crudo. Es un juego lento, pausado y con unos entreturnos larguísimos que se pueden convertir en un infierno a poco que alguno de los jugadores padezca cualquier grado de análisis parálisis. Quizá por ello haya tantos aficionados que se hayan pasado a la versión en línea de BGO, que además incluye expansiones propias que no aparecen en la versión física.

Hablando de expansiones, la edición española destaca por incluir una mini-expansión patria, con nueve cartas que incluyen las “mayores” contribuciones de España a la historia universal, tales como las fallas, la Sagrada Familia, el Cid Campeador o los políticos corruptos (sic), en un ejercicio de chovinismo en mi opinión bastante penoso, al que sólo le ha faltado incluir a Manolete como líder. Pero bueno, habrá a quien le guste y, si no, con apartarlas ya vale.

DSCN6033[1]

Que esta carta exista en el juego básico, por otra parte, es todo un detallazo. Aquí Vlaada se saca unos cuantos puntos de karma.

Lo mejor: la profundidad estratégica del juego, que sigue presentando desafíos después de decenas y decenas de partidas.

Lo peor: es un juego muy largo, y encadenar varios errores te puede sacar de la partida muy pronto, con lo que puedes estar horas moviendo cubitos sin tener ninguna posibilidad de ganar.

 

 

Anuncios

4 Comentarios en Reseña: Through the Ages: Historia de las Civilizaciones

  1. Yo estoy que me deprimo. Mi mujer no para de ganarme; la última de paliza (casi me doble en puntos)

    Me gusta

  2. Los contras pesan demasiado para que pueda ni siquiera pensar en que este juego entre en mi ludoteca, el dia en que mis amigos quieran jugar a algo tan largo les saco un 1830 😀
    Ademas con un AP pronunciado! que va, que va, no funcionaría.

    Me gusta

  3. @Monty: será cosa de hacerle trampas y entrenar con otra gente 😉

    @kesulin: una pena. Es un buen juego, pero tiene esos problemas. Por suerte, hay cantidad de cosas chulas por ahí.

    Me gusta

  4. Yo le tengo bastantes ganas. Pero la duración me echa un poco para atrás.

    Buena reseña muchachote 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: