Anuncios
Últimas entradas

El cubo: ¿el formato ideal para Magic?

Desde hace un tiempo, venimos probando una nueva (relativamente) variante de Magic, llamada Cubo (cube drafting en la lengua de Richard Garfield) y, al menos para los que participamos, está siendo una experiencia increíblemente grata. Por eso, y por no haber encontrado precisamente muchos artículos sobre este formato en español, creo que no está de más resucitar un instante este blog friqui mío.

¿Qué es el Cubo?

El Cubo, físicamente, es un conjunto de cartas compuesto por una selección de lo mejor de cada casa, un Magic Greatest Hits, por decirlo de alguna manera. Los Cubos más tradicionales constan de 50 cartas de cada color, más 50 tierras, 50 artefactos y 50 cartas multicolor. Se intenta que haya una proporción de más o menos el 50% entre criaturas y otros hechizos (el verde suele tener más criaturas y el azul más hechizos), y ninguna carta está presente más de una vez.

¿Qué cartas lo componen?

Bueno, esta es la parte con truco: un Cubo está compuesto por las cartas que su creador decide. En cierto modo, diseñar un Cubo es parecido a diseñar una ampliación: hay que tener en cuenta qué estrategias se quiere potenciar, cuáles evitar o dificultar, equilibrar los colores en cuanto a poder y costes y, también, decidir entre variantes y estilos artísticos, porque un Cubo es, ante todo, un capricho.

¿Cómo se juega?

El modo más común de usar un Cubo es como una variante de booster draft. Cuando se reúnen los jugadores, se baraja el Cubo y se divide en montoncitos de 15 cartas boca abajo. Cada jugador toma tres de esos montones y se procede como en un draft normal a partir de ahí. Nosotros jugamos partidas multijugador con Planechase, pero eso está a elección de cada uno.

Sin embargo, hay una diferencia importante a la hora de hacer nuestras elecciones en el draft: mientras que, cuando usamos sobres “de fábrica”, la rareza de una carta y calidad relativa de cada color son factores a tener en cuenta, aquí estamos en un entorno en el que todas las cartas tienen la misma frecuencia, y en el que sólo vamos a encontrar una copia de cada una.  Tampoco nos vamos a encontrar con escenarios del estilo “la rara decide qué estrategia sigo”, ya que todas las cartas suelen estar en el mismo nivel relativo de calidad.

El juego en sí, es decir, el duelo, también presenta diferencias respecto a una partida normal: hay que estar preparado para cambios radicales en la situación de juego, y la capacidad de respuesta muchas veces es más importante que el control en mesa. Por otro lado, la restricción a una copia de cada carta en el mazo hace que la variedad sea mucho mayor.

Vale, tiene buena pinta. Pero estamos hablando de Magic, así que… ¿Cuánto me va a costar?

Aquí podría hacer trampas y decir que un Cubo cuesta lo que quieras pagar por él (de hecho hay muchos Cubos confeccionados únicamente por comunes), pero no sería totalmente honesto si no dijera que puede acabar convirtiéndose en un capricho bastante caro, sobre todo si se preocupa uno por buscar las cartas más míticas o versiones promocionales para que quede todo más bonito.

Sin embargo, hay varias características del Cubo que hacen de él un formato relativamente barato: en primer lugar, es un formato limitado cuyo nivel de poder (y, por consiguiente, de rareza y precio) lo decide su creador. Así que, si uno no quiere gastarse los 60$ (y más) que puede costar un Tarmogoyf o una Fuerza de Voluntad, con no llevar hasta ahí el nivel de poder ya está bien.

Otro punto que ayuda a economizar el Cubo es la restricción a una carta de cada. Si bien cuatro Ángel Matademonios pueden acabar saliéndote por hasta 200$, darte el capricho de tener uno en tu Cubo te sale por una cuarta parte de esa cantidad, y no tienes que preocuparte porque un cambio en el formato o una rotación de bloques convierta tu inversión en dinero perdido.

Y el tercer punto es quizá el más obvio: el Cubo no es algo que vayas a jugar como parte de un FNM o un PTQ, es decir, no es un formato sancionado por la DCI y, por tanto, puedes utilizar todos los proxies o fotocopias que quieras. Como fuente de imágenes para estos parches tienes el propio Gatherer de Wizards, o puedes aprovechar la oportunidad y usar algún tipo de arte alternativo creado por fans como lo que se puede ver en foros como este.

En fin, espero que os animéis y probéis este formato que, sobre todo a los jugadores veteranos, seguro que despierta sensaciones que hace tiempo que no experimentábais jugando a Magic, porque… ¿Hace cuánto que no usáis un Demonic Tutor para buscar un Espadas en guadañas que lanzarle al Akroma del oponente?

Podéis encontrar más información, consejos y listas de distintos Cubos aquí.

Anuncios

2 Comentarios en El cubo: ¿el formato ideal para Magic?

  1. ¿Pero Akroma no tiene “protección del blanco”? XD

    Me gusta

  2. Pues una de ellas (la roja), sí: pero la otra (la blanca, la original), no 😉

    Me gusta

1 Trackback / Pingback

  1. Reseña: Magic: el Encuentro | El Dado de Jack

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: